¿PUEDE EL MÉTODO KAIZEN Y LA FILOSOFÍA LEAN CAMBIAR TU ALMACÉN?

8 Nov, 2021 | Decision Intelligence, Optimización de Almacenaje

Hemos escuchado demasiados «métodos definitivos para hacer despegar tu negocio». La nueva tendencia para cambiar realmente el destino de la logística viene de Japón y se llama Kaizen.

KAIZEN: UNA FILOSOFÍA ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

La propia palabra está cargada de significado: «mejora continua».

Se trata de un neologismo acuñado en 1986 por el directivo de Toyota Masaaki Imai, que fusionó las palabras japonesas Kai (cambio) y Zen (mejor) para crear un concepto de mejora paso a paso centrado en las actividades individuales. 

Al igual que su primo, el feng shui, el pensamiento subyacente se refiere a una visión holística del bienestar: para lograr el equilibrio hay que tener en cuenta el panorama general y empezar desde abajo. Cambiar lo pequeño para revolucionar el conjunto. 

Nos hemos acostumbrado a trabajar sólo en uno de estos aspectos: nos centramos sólo en el Pasado (como aconsejan la mayoría de los analistas clásicos), en el Presente (desde la sabiduría de los «maestros zen» de las operaciones logísticas), o sólo en el Futuro (la solución por la que se inclinan la mayoría de los GURUs de los negocios: la ESTRATEGIA, la gran desconocida). 

Pero si no se encuentra un equilibrio entre los tres enfoques, no se encontrará un bienestar duradero, ni el éxito. 

El método Kaizen nos enseña precisamente cómo encontrar este equilibrio y amplía el significado del Ciclo Deming incorporando los principios de la filosofía Lean. 

A diferencia del pensamiento fordista (producción en masa, gracias a las máquinas y a los trabajadores excesivamente especializados), en la filosofía Lean el camino del éxito no está en la velocidad, sino en la flexibilidad. 

Hay dos piedras angulares: evitar el despilfarro y acuñar la cultura empresarial. 

La producción se orienta, justo a tiempo, gracias a trabajadores polivalentes capaces de comprender la dinámica de la empresa y reducir los tiempos de inactividad. En logística, esta filosofía se traduce en la planificación, la optimización del espacio y la reducción de los costes de manipulación. 

 

El método Kaizen promete resultados impresionantes desde la primera semana. 

El requisito para ello es el cambio continuo, una búsqueda constante de la perfección que no requiere grandes inversiones, pero sí la optimización de los recursos y la eliminación de las ineficiencias. 

El error no está permitido: el error es ineficacia, inestabilidad, defecto. Hacer las cosas con Kaizen significa hacerlas bien a la primera, a prueba de errores. 

Si te equivocas, no te desesperes. – El «método de los 5 porqués» viene al rescate. Nos ayuda a identificar la causa raíz, para poder finalmente erradicarla. Una especie de psicología logística que nos ayuda a entrar en contacto con la lógica más profunda de nuestra cadena de suministro y a mejorarla día a día. 

Kaizen promete mejoras rápidas. 

Los que lo han probado juran que los primeros resultados se consiguen en sólo 5 días con un plan muy sencillo. El enfoque es el TRYSTORMING, que antepone la acción al análisis, de modo que se puede ver rápidamente si una acción funciona o no. 

Veamos una semana típica de Kaizen: 

Lunes >> documentación de la situación actual: analizar la situación y proponer al menos 7 ideas con bocetos y lluvia de ideas 

Martes >> evaluación de la situación actual: reducir las ideas a 3 y definir los KPI 

Miércoles >> plan de implementación: ¡prueba, prueba, prueba! 

Jueves >> orientación hacia el futuro: medir los resultados y combinar las ideas hasta alcanzar el resultado óptimo 

Viernes >> informe y archivo: integra el proceso en tu sistema empresarial y repítelo cuando sea necesario 

Para ser eficaz, el método Kaizen no puede aplicarse de forma puntual, sino que debe formar parte de la cultura empresarial, permitiendo reducir los residuos mediante una búsqueda constante de la perfección. Todo el mundo participa en el proceso de mejora, desde los limpiadores hasta los miembros del consejo de administración. Sólo existe como un esfuerzo de equipo, donde todas las etapas son gestionadas por una nueva figura: el Change Manager. 

El concepto de mejora se basa en principios sencillos de seguir. 

En primer lugar, es necesario organizar el trabajo, identificando qué operaciones generan valor y consiguen el resultado que queremos. Sólo entonces será posible racionalizar las operaciones, reprogramando sus flujos y venciendo la rutina. 

El cambio está cerca: ¡deja de perder el tiempo en acciones inútiles y repetitivas! 

Uno de los pilares para conseguirlo es, una vez más, una pequeña y sencilla acción diaria: la limpieza del puesto de trabajo. 

Como en el feng shui, la claridad es el primer paso para dejar fluir la energía. El espacio debe ser nuestro aliado: al deshacernos de las cosas innecesarias podemos crear un nuevo orden y abrir los ojos a lo que es realmente importante. Todos los objetos deben ser útiles y funcionales para el fin al que están destinados (esto se aplica a la mesa de trabajo, al escritorio y a la organización de un almacén), reduciendo las tareas innecesarias y las operaciones extra que lastran los procesos. 

El kaizen es una poderosa herramienta para el cambio positivo. 

Es difícil cuantificar los beneficios económicos de un cambio de mentalidad, pero es indiscutible que la concienciación de los empleados es esencial para el éxito de una empresa. 

En términos más concretos, lo que nos enseña el método Kaizen es que, con una planificación adecuada, un uso correcto de los datos y una aplicación eficaz de las herramientas, se pueden conseguir resultados significativos en los procesos y la economía de las empresas. 

 

¿SUERTE O ELECCIÓN? 

Sea o no el caso, incluso desde una perspectiva holística, para dar forma a los cambios prometidos por este método y cuantificar su impacto, hay que utilizar herramientas analíticas para apoyarlos y medirlos. El método de análisis existe y se llama Ublique. 

Ublique es la plataforma de toma de decisiones de Spindox que ayuda a las empresas a optimizar sus actividades logísticas, logrando mayores márgenes y reduciendo los costes y los residuos. Se trata de un conjunto de soluciones verticales creadas para ayudar a los gestores a diseñar y gestionar sistemas y procesos complejos, y se integra fácilmente en una amplia variedad de procesos empresariales. 

 

Si quieres saber más, escríbenos: hello@ublique.it 

 

¿QUIERES SABER MÁS?

Page 1 of 13